Desarrollo inmobiliario de usos mixtos

 

A través de la historia del desarrollo de las ciudades, la mezcla de diferentes usos en un proyecto habitacional como: vivienda, comercio, oficinas y entretenimiento, en un área específica, ha prevalecido en prácticamente todos los asentamientos humanos.

¿Qué es un desarrollo inmobiliario de Usos Mixtos?

 El desarrollo inmobiliario de usos mixtos está caracterizado por 2 a más proyectos inmobiliarios rentables de diferentes usos como:
• Habitacional, Comercial, Oficinas, Hotelería, Entretenimiento, Espacios gubernamentales y Espacios culturales. Los cuales están bien planeados y unificados bajo un mismo proyecto y los cuales se soportan y se dan sustento unos con otros. Estos proyectos presentan integración física y funcional intensa y manejo de escalas óptimas.

¿Cómo se han desarrollado estos proyectos?

 El ejemplo más claro de esto se observa en los poblados pequeños de la República Mexicana en donde la gente pone su negocio (papelería, abarrotes, etc.) en una accesoria de su propio domicilio, más aún muchos lugares en la Ciudad de México también tiene dicho esquema, por ejemplo, algunas escuelas para niños pequeños en donde la dueña-directora-maestra vive.

Evidentemente, este efecto en otra escala se observa en ciudades grandes o megalópolis bajo diferentes configuraciones y sólo en lugares que presentan las características que platicaremos más adelante.

Para las ciudades, se pueden ubicar diferentes motivadores los cuales están determinando las diferentes conformaciones en las distintas zonas, a continuación se mencionan algunos:

• Regulación gubernamental: Como son el Bando 2, los usos habitacionales y el grado de densificación de cada una de las zonas, y más genéricamente usos comerciales.
• El costo de la tierra, que da como consecuencia directa el tipo de producto inmobiliario que lo hace viable como negocio.
• El tiempo y la forma de recorrido de las familias hacia los centros de abastecimiento o de resolución de necesidades básicas.
• Gustos y preferencias de cada una de las familias para llevar el estilo de vida con el cual viven, dependiendo de su estructura de ingreso y gasto familiar.
Para mencionar algunos de los objetivos que se persiguen cuando se piensa en un desarrollo de usos mixtos mencionaremos:
• Comunidades integralmente planeadas para mejorar y ampliar el sentimiento de pertenencia hacia la comunidad.
• Revitalización de áreas y zonas que se han abandonado parcialmente, manejo de relleno urbano para satisfacer nuevas necesidades generadas por los cambios en los estilos de vida de la gente que vive en la zona.
• Agrupación de: Comerciantes, restauranteros, desarrolladores de entretenimiento, entre otros, buscando hacer sinergia para atraer masa crítica de gasto de las familias al punto que se está desarrollando.
• Alta densificación en algunas zonas, que necesitan resolución de necesidades básicas, así como facilitar el crecimiento inteligente de la zona, minimizando problemas ambientales y problemas de transito, así como, mantener un control sobre la extensión de las áreas y sus servicios.

Finalmente conforme más desarrollos planeados integralmente aparezcan en las diferentes zonas metropolitanas, mejorará nuestra calidad de vida.

Fuente: Revista Inmobiliare, Noviembre 2006